CRÓNICA DIA 5 DE JULIO -PATONES-

HORA DE SALIDA:

7:00

LUGAR:
Parroquia San Pablo Apóstol de las Gentes situada en la Avenida de Madrid número 7 de Coslada.

ITINERARIO:

PATONES

Dentro de veinte años estarás más decepcionado por las cosas que no hiciste que por las que sí hiciste. Así que suelta las cuerdas de tus velas. Navega lejos del puerto seguro. Atrapa los vientos favorables en tu velamen. Explora. Sueña. Descubre.
Mark Twain
Desde que Jesús propuso el recorrido, quise sopesar las dificultades tanto físicas como técnicas del trazado, por ello decidí hacer un reconocimiento previo, pues a pesar de conocer bien la zona nunca había realizado ese trazado en concreto. Así que el día anterior, seguí una ruta muy parecida, lo cual me permitió valorar el considerable reto al que se iban a enfrentar los Jarras, consecuencias; amanecí el domingo aún con una considerable quemazón muscular en las piernas, con subidón de adrenalina acumulada en las trialeras y visibles arañazos por las “pegadizas” zarzas.
Domingo, apenas las 8:00 de la mañana en el estacionamiento a la entrada de la villa que según la leyenda tuvo su propio rey allá por el s. XVI: Patones de Arriba. A pesar de la hora el sol ya luce inclemente, los páramos se agostaron hace semanas y apenas corre una ligera brisa seca que no refresca. Somos de la partida: Manolo el Jefe, Nacho, Manolo de Rivas, Lolo, Jesús, Juan, Sebas, Javi y el que suscribe. Comenzamos la jornada remontando unos metros inicialmente por sombra, siguiendo la pista de servicio del Canal de Isabel II, que nos llevará hasta el Cerro de la Oliva, agradecemos esta breve tregua protegidos del Lorenzo. Es la primera vez que recorro esta zona de la pista, pues acostumbro a hacer el recorrido sobre unas anchas tuberías por una cota mas baja, tal es así, que me paso del desvío llevando conmigo a la mitad del grupo hasta un recodo sin salida. Jesús, el promotor de la excursión, nos dejó seguir a sabiendas de que nos desviábamos del track, confiando en mi supuesto conocimiento del terreno. Teniendo que retroceder unos metros decido no aventurarme mas hasta llegar a sendas de las que si tenga certeza. Estos primeros km. son de pista rompe piernas, la mayoría no sospechan que representan tan solo un aperitivo de la rudeza de la etapa.
Tras una breve pero dura rampa, cruzamos la carretera Patones – El Atazar, para rodear el Cerro de la Oliva en cuya cima hubo desde poblaciones del Neolítico, hasta carpetanos e incluso un asentamiento romano. No es de extrañar porque el cerro supone una atalaya natural desde la que se dominan varios km a la redonda, y que a pesar de no existir arroyos en superficie, con la excepción del curso del Lozoya un centenar de metro mas abajo, con seguridad sus pobladores probablemente se surtían de agua mediante pozos, aprovechando la abundancia subterránea de este mismo elemento que horadó la cercana Sima de el Reguerillo y donde sus primeros habitantes dejaron sus pinturas rupestres. La pista por la que rodamos se convierte sin casi percibirlo en una senda que rápidamente nos hace perder altura y que se complica por momentos, con traidoras lajas de pizarra, cantos sueltos y escalones, pero de momento asequible a las habilidades del conjunto del grupo. Aún así decido hacer el último tramo por carretera hasta el Pontón, aunque caigo tarde en la cuenta de que podríamos haber vuelto a tomar la senda para haber entrado a vistosa parte superior de la presa. De todas formas las vistas desde la base del viejo muro del Pontón de la Oliva hacen el deleite de los que no conocen esta malograda obra de ingeniería del S. XIX, pues debido a sus defectos de diseño no le permitieron mucha vida útil. Superamos la presa y comenzamos a remontar un nuevo tramo de pista de servicio del canal, rodeados de olivares y tras unas duras recurvas, podemos admirar una panorámica de las Cárcavas de Patones, una especie de “Médulas” en miniatura, pero de origen natural. Antes de coronar, nos acercamos a disfrutar de la magnífica panorámica que ofrecen los cortados sobre el Lozoya, donde Jesús con su don para la fotografía nos toma unas instantáneas dignas de la portada de un disco. Tras los últimos sifones y casetas de servicio, alcanzamos la cima y enseguida aparece la entrada a la trial era, -por denominarla suavemente-, que sale a la izquierda de la pista. Reconozco que tiene varios pasos conflictivos que obligan a poner pie en tierra a no ser que seas un “downhillero” de pro o un descerebrado, pero no es ni mucho menos lo peor del trazado, a mi particularmente me provocan mas respeto los últimos tramos camino de Patones, por la peatonal (que no ciclista) Senda del Genaro. Sin embargo por lo que a posteriori explicó Lolo, rescatador de nuestro amado líder, Manolo se fue a caer en una zona aparentemente no tan complicada, con la mala suerte de que solo encontró el vacío en lo que debiera haber sido su apoyo y acabó barranco abajo, inaugurando un nuevo cortafuegos, pues iba arrancando todo matorral que se encontraba a su paso, en su desesperación por encontrar un asidero. Ahora podemos hacer bromas, pero en realidad pudo haber sido un accidente muy feo, caerse por un barranco es de las peores experiencias que se pueden tener y salir prácticamente ileso, (salvo un doloroso recuerdo en el costado y arañazos hasta en el reverso del DNI) fue una gran fortuna. ¡Ese no era tu día Manolo!
Nacho, Manolo y yo que íbamos en cabeza, empezamos a sospechar de algún percance, por la tardanza en reagruparnos. Siempre se piensa en el mejor de los casos en una avería; pero pocos minutos después nos confirmaron la caída de Manolo, que llegó hasta nuestra posición maltrecho, dolorido y aún con carita de espanto.
Aparentemente el Jefe podía mantenerse sobre la bici, pero la posibilidad de terminar el recorrido planeado era totalmente desaconsejable. Se manejaron varias alternativas; que algunos completáramos el trazado original, mientras Manolo y Juan regresaban por la pista del canal vía Alpedrete de la Sierra, o que todos siguiéramos la ruta clásica por el Canal de la Parra, todo pista y sin dificultades técnicas, pero finalmente se decidió guiados por la solidaridad que caracteriza a este grupo, acompañar cual guardia de honor a nuestro Jefe en su retirada. Todos sabemos que Manolo y los suyos volveremos a esta ruta para el desquite, -eso si- evitando la famosa trialera que casi descabeza a nuestro equipo. Hay quien murmuró incluso que Manolo regresará vulnerando uno de los principios fundamentales de la Biblia del buen ciclista; “No montarás en e-bike”.
No dudo que nuestro querido Manolo seguirá tirando de tracción animal, pero pienso que desde ahora considerará con mas empatía a los usuarios de las bicis eléctricas. En unos años una gran mayoría de nosotros acabará usando una de estas sofisticadas monturas, cuando se trate de elegir entre dar un paseo con una eléctrica o no poder darlo, cuando nuestros trabajados corazones, ya no puedan con una bici convencional salvo para dar vueltas al parque. Yo de momento todo el respeto hacia nuestros compañeros Jesús y Sebas, que como no podía ser de otra manera adaptaron en todo momento su marcha a la del resto del grupo.
Volviendo a la crónica de la jornada… Una vez decidido que todo el grupo regresaríamos por Alpedrete y la pista del canal, ya hubo tiempo de un refrigerio en el pueblo y hasta piques endiablados, despegando pegatinas de las ebikes y sobrepasando a las dos parejas de ciclistas que nos precedían, que aún se deben de estar preguntando donde escondía Nacho el motor de su bici… Un intento final por descender por una variante hacia el Pontón, que se descartó por el porcentaje de la cuesta abajo y enseguida directos a una de las terrazas de la pequeña urbanización frente al Pontón, para tomar la penúltima del día en un ambiente predominantemente motero, con viejos rockeros con peor pinta que carácter, con buen fondo musical y mejores birras frescas.
El último tramo se decidió hacer por carretera hasta Patones, para evitar la subida hacia la pista inicial del recorrido, puesto que el sol apretaba de lo lindo y ya solo pensábamos en un tercer tiempo para celebrar la vida extra de Manolo.
Para recoger los coches algunos subieron a Patones de Arriba por carretera y otros incautos que me acompañaron por la senda peatonal que sube mas directa, pero salteada por escalones y pendientes imposibles, seguramente muy divertida (y prohibida para MTB) de bajar, pero un buen calentón a esas alturas del día para subir, lo siento por Nacho, Javi y Manolo de Rivas a los que parece se les quedaron cortos los no tan suaves 37 km y casi 800 m de desnivel.
Pero como siempre, final apoteósico, esta vez a modo de botellón (pero limpio y civilizado) en un banco a la sombra en la plaza consistorial, degustando viandas aportadas por cada cual y cervezas que salían de neveras portátiles que no parecían tener fondo.
Esta vez los Jarras se pusieron al límite (y algunos por encima) de sus posibilidades técnicas y de no ser por el accidente de Manolo también hubiéramos llegado a la extenuación. Pero como dijo Mac Arthur cuando abandonó Filipinas “Me voy pero volveré”.
 

CRÓNICA DÍA 12 DE JULIO-RIVAS-

HORA DE SALIDA:

8:00

LUGAR:
Parroquia San Pablo Apóstol de las Gentes situada en la Avenida de Madrid número 7 de Coslada.

ITINERARIO:

LAGUNAS RIVAS VACIAMADRID


Hoy hace ocho días que Manolo levito, y no se sabe todavía como fue, pero se despeño , acojone y no se que mas paso , estuvo toda la semana con calmantes y es verdad que esta mejor, pero dice que sigue la molestia en el costado. 
Aún así quería intentar rodar dentro de sus posibilidades
En esta salida se juntaron Manolo, Juan y Sergio Palau. 
Sergio hace tiempo que no sale con nosotros por diversas lesiones que ha pasado, pero ha vuelto hecho un atleta y nos ha prometido que se va a dejar ver mas a menudo en el grupo 💪🏼👍👍👍👍👍
Salen de la 💒 subiendo por la Cañada, Covibar, Valdemingomez, camino de las trincheras y presa del rey , la vuelta por donde siempre el camino de las lagunas siguiendo el curso del rio y desembocando en el Rancho 🍺🍺🍺 un buen rato de charla y vuelta por el camino del campo de golf .
A comprar 🥖🍺🍺🍺.
 

CRÓNICA DÍA 19 DE JULIO-LA MARAÑOSA-

HORA DE SALIDA:

8:00

LUGAR:
Parroquia San Pablo Apóstol de las Gentes situada en la Avenida de Madrid número 7 de Coslada.

ITINERARIO:

LA MARAÑOSA
Salida como siempre de la ⛪ Javier, Jesús, Sebas y Juan, camino de la cañada, direccion a Rivas, allí alguno a pasado sueño y demanda un café, se para para repostar y el Juan se pide una cerveza, 9:00 de la mañana, esto es jarra, se incorporan Manolo de Rivas y Carlos, todos se dirigen a los cortados, en la laguna camino de la marañosa, se junta un conocido de Carlos y Manolo, otro Manuel, cuantos Manuel es hay en Rivas? para subir a un cerro en donde vemos las monumentales vista de las lagunas y presa del rey, subida larga y tendida pero costosa ya apretá el Lorenzo.
Descenso y sobre todo el último tramo que manolo nos enseño, vuelta por Velilla y Mejorada al rancho 🍺🍺🍺🍺 un día genial con buena gente, Juan acaba tocado ya que hacia tiempo que las rutas no eran tan exigentes.
63 kms 👍👍👍

CRONICA DÍA 26 DE JULIO-VALVERDE DE ALCALA-

HORA DE SALIDA:

8:00

LUGAR:
Parroquia San Pablo Apóstol de las Gentes situada en la Avenida de Madrid número 7 de Coslada.

ITINERARIO:

VALVERDE DE ALCALA- TORRES ALAMEDA-LOECHES-VELILLA SAN ANTONIO- MEJORADA DEL CAMPO- COSLADA.

Ocho de la mañana, Josito viene a dar la salida, Clemente, José Manuel y Juan, marchan a la clásica de Valverde, a por el huevo relleno y un botijo fresquito, concentración de ciclistas en el bar, muchas motos (perdón ebikes), 🤣🤣 es el futuro para algunos, regreso Torres, Loeches, Velilla y el Rancho, José no para, Clemente y Juan 🍺🍺🍺 regreso a Coslada y nos a faltado comprar el pan, mucho calor.
Buena compañia, buena ruta, buena cerveza y tapas y la semana que viene mas y mejor.